Cantabria, una isla del tesoro gracias al geocaching

Indiana Jones no es el único aventurero. Más de 6 millones de personas buscan unos 2 millones de tesoros que permanecen escondidos por todo el mundo a la espera de que alguien los encuentre. La actividad se denomina geocaching y los tesoros escondidos no ocultan doblones de oro, ni joyas, ni metales preciosos, si no pequeños objetos comunes que depositaron anteriores exploradores como pegatinas, chapas, pequeños juguetes, CDS,…

La motivación que los mueve es la propia aventura de encontrar los tesoros siguiendo unas coordenadas geográficas, pero con herramientas propias del siglo XXI, cambiando el mapa con la X y la brújula, por un teléfono móvil o un GPS. Cantabria cuenta con cientos de tesoros que han escondido por toda la comunidad los activos practicantes de esta actividad, transformando la región en una autentica isla del tesoro en la que sortear obstáculos, desafiar la imaginación, conocer nuevos lugares y compartir la experiencia con otros.

Si eres un admirador de Indiana Jones y siempre has soñado con descubrir una pista que te lleve a encontrar un tesoro perdido, no necesitas ser un avezado arqueólogo ni viajar a exóticos parajes. Un fin de semana cualquiera puede transformarse en una entretenida odisea cerca de tu casa si tienes un dispositivo móvil equipado con GPS y las ganas de salir a caminar para convertirte en un cazador de tesoros. Súmate a esta particular actividad que combina el deporte, el cuidado por el medio ambiente y el espíritu aventurero.

Lees este artículo gracias al apoyo de :

No dejes de visitarlos, tienen algo interesante que ofrecer.

 

¿ Dónde surge la moda del geocaching ?

 

La historia del geocaching tuvo su origen en sci.geo.satellite-nav, un grupo de noticias de Internet dedicado a los Sistemas Globales de Navegación por Satélite (GNSS), la red de satélites que proporciona la información geográfica a los receptores GPS. El 1 de mayo del año 2000, el Departamento de Defensa estadounidense (gestor del sistema) publicó su decisión de abandonar la práctica que degradaba la señal de los satélites para que los receptores comerciales no tuviesen una precisión demasiado elevada. Desde este momento, el margen de error de la información proporcionada por cualquier dispositivo GPS es de sólo seis metros; suficiente para marcar cualquier lugar en el que se encuentre un objeto no muy grande.

Uno de los usuarios habituales del foro, el ingeniero David Ulmer, decidió celebrar la medida del gobierno estadounidense proponiendo un juego. El 3 de mayo de 2000, Ulmer escondió en los alrededores de la ciudad de Portland un “cofre del tesoro” en el que guardó varios regalos (libros, CDs), y envió sus coordenadas exactas al resto de miembros del grupo, que se lanzaron a su búsqueda GPS en mano. Tres días más tarde, dos personas que habían leído sobre el escondite lo encontraron y grabaron sus nombres en el tronco del árbol donde estaba. ¡El geocaching había nacido!

Diez meses más tarde, la popularidad del juego había crecido tanto que los “cachés” –el término informático con el que se bautizaron los tesoros- se contaban ya por cientos. Un año después, el geocaching se practicaba en más de treinta países, además de en Estados Unidos, por supuesto. En la actualidad, este juego, aventura, deporte al aire libre, entretenimiento, turismo, o como se quiera denominar abarca el planeta entero y lo practican millones de personas.

esquema de la constelacion gps

CONSTELACION GPS

24 satelites en 6 planos orbitales
con 4 satelites en cada orbita
a 20.200 Km de altitud
y con 55º de inclinación

esquema de la constelacion gps
 

¿ Qué es y cómo se juega al geocaching ?

 

El Geocaching es un juego de búsqueda de tesoros al aire libre, en el mundo real, tanto en el campo como en la ciudad, usando dispositivos GPS. Los jugadores se dirigen a unas coordenadas GPS en concreto, y tratan de encontrar el geocaché (contenedor del “tesoro”) oculto en esa ubicación. Una vez localizado el “cache” se registra el nombre y la fecha en un bloc que se guarda junto al tesoro y se vuelve a dejar en la misma posición en la que se encontró.

Las aplicaciones móviles han facilitado la búsqueda de estos tesoros, así que para iniciarte en el geocaching lo primero que debes hacer es descargarte una app. Existen varias, pero la más popular es la de una de las primeras comunidades online creada en torno a esta afición y que se llama precisamente así, Geocaching. Su app está disponible totalmente gratuita para dispositivos iOS y Android. Tiene una versión premium con funcionalidades extra y acceso a más caches. En esa aplicación, o en su web en internet, una vez que te hayas registrado, lo más seguro es que te sorprendas de la cantidad de cofres que hay a tu alrededor. ¡En todo el mundo existen más de 2.000.000 de caches escondidos!, seguro que tienes uno cerca de casa. Podrás buscar geocachings por zonas, dificultad, tipo, etc… Una vez seleccionado un geocache entre los disponibles revisa los datos que, el usuario que ha escondido el “tesoro”, publica junto con sus coordenadas GPS. Suele añadir alguna información descriptiva de su localización, así como el nivel de dificultad de la búsqueda u otras características. Te descargas la información o la guardas y ya estás listo para buscarlo.

Las coordenadas sirven para aproximarte a una zona cercana al cache y con ayuda de las pistas debes localizar el sitio exacto donde se esconde el cache. Aquí entra en juego la intuición, perspicacia y la paciencia de cada uno, pues en muchas ocasiones tendremos que buscar entre las piedras, camuflado, en el interior de una cueva o en los sitios más insospechados. No es tan fácil como parece. Los últimos 10 o 20 metros son los más difíciles. Las coordenadas nunca son exactas, sino aproximadas y en el momento en el que estés a esa distancia debes prescindir del móvil y comenzar la búsqueda por ti mismo, a la antigua usanza; buscar dentro de un radio razonable y superar diversas dificultades impuestas por el terreno para descubrir el escondite, es posible que estés sólo a unos de metros del objetivo y te veas obligado a dar un rodeo de varios kilómetros, porque entre el ‘caché’ y tú se interpone un río o un barranco.

Para evitar que la aventura resulte tan difícil que acabe convirtiéndose en una excursión frustrante o incluso peligrosa, se clasifican los tesoros por grado de complejidad. En la categoría más alta (nivel 5), alcanzar el premio requiere el uso de equipamiento especial y conocimientos de deportes de aventura como la escalada o el submarinismo.

Geocache localizado y firmado

Normalmente encontraremos los tesoros en pequeños recipientes estancos de plástico o en cajitas metálicas (puede que la propia descripción nos indique el tamaño) en cuyo interior hay generalmente objetos simbólicos y de poco valor, tesoros cotidianos que nadie, sin la complicidad necesaria, percibiría como un tesoro. Una vez localizado el cache, las “reglas” del juego permiten a quien encuentra uno de estos tesoros quedárselo pero tiene que dejar a cambio otro objeto para el siguiente descubridor. Junto a los tesoros, encontrarás además un libro de registro, una libreta en la que anotar tu nombre y fecha, como prueba de que lo has encontrado. No olvides sacar alguna foto de recuerdo y registrar el “ENCONTRADO” en la web, así como compartir tu aventura en la bitácora del tesoro (sin dar pistas,¡eh!)

También puedes crear tu propio tesoro para que el resto lo busque y así la cantidad de cachés continuará creciendo. Para ello debes registrarlo en algún sitio dedicado a este pasatiempo, ponerle un nombre sugerente y entregar las coordenadas y pistas, si corresponde. La recomendación inicial es que primero encuentres varios cachés en tu zona. Ver cachés en una diversidad de ubicaciones y contenedores, y escondidos por distintos usuarios te ayudará a entender qué hace grande a un caché escondido. ¡Esto hace que sea más probable que también escondas un caché interesante que todos disfruten!

TIPOS DE CACHE

  • TRADICIONAL
  • MULTICACHE
  • PUZZLE CACHE
  • EARTHCACHE
  • TRADICIONAL

    TRADICIONAL

    Éste es el tipo de geocaché original, y el más directo. Estos geocachés consistirán en un contenedor en las coordenadas indicadas. El tamaño puede variar pero, como mínimo, todos estos geocachés tendrán un libro de registro. Los contenedores de mayor tamaño pueden contener objetos de intercambio y rastreables.
  • MULTICACHE

    MULTICACHE

    Estos geocachés utilizan dos o más ubicaciones, de las cuales la última será un contenedor físico con un libro de registro en su interior. Hay muchas variantes pero, habitualmente, una vez que te encuentres en la primera etapa recibirás una pista sobre la posición de la segunda. La segunda etapa tendrá una pista para la tercera, y así sucesivamente.
  • PUZZLE CACHE

    PUZZLE CACHE

    El "vale-para-todo" de los tipos de geocaché, que puede implicar complicados acertijos que debes resolver para averiguar las coordenadas. Los cachés enigma/puzzle se están convirtiendo en el caldo de cultivo para nuevos y únicos geocachés que no encajan en otras categorías.
  • EARTHCACHE

    EARTHCACHE

    Un earthcache es un lugar geológicamente especial que se puede visitar para aprender sobre una característica única de la tierra. Las páginas de los earthcaches incluyen un conjunto de notas educativas junto a las coordenadas. Los visitantes de los earthcaches pueden ver cómo se ha formado nuestro planeta mediante procesos geológicos, cómo gestionamos sus recursos y cómo los científicos reúnen evidencias para conocer la tierra. Para registrar un earthcache se suelen contestar unas preguntas observando el entorno.
 

¿ Qué se requiere para emular a Indiana Jones ?

 

Es apto para cualquier persona, jubilados, adultos, estudiantes, familias con niños, … Y es que cada uno disfruta de su tiempo libre como quiere. Hay personas que van solas en busca de los tesoros escondidos; también es posible ir en familia, amantes de la montaña que aprovechan sus excursiones para ir a la caza del tesoro, otros que ponen como excusa que su perro necesita hacer ejercicio… En definitiva, si quieres disfrutar de un rato agradable y sobre todo diferente, el Geocaching es una gran opción.

Además, todos los que tenemos chavales, sabemos que cualquier actividad desarrollada como un juego es mucho más amena para compartir con ellos y explorar lugares cercanos y lejanos. Tiene combinación ideal de nuevas tecnologías y espacios naturales, que nos puede deparar jornadas de turismo emocionantes muy atractivas. Acampar, practicar senderismo, montar en bicicleta, pasear en bote, …, cualquier actividad al aire libre es más divertida practicando el Geocaching. Es una opción realmente interesante para coger hábitos saludables a nivel familiar y coger la mochila los fines de semana para recorrer los numerosos rincones que tenemos por toda Cantabria. Y tiene la ventaja añadida de que se puede realizar cuando vas de vacaciones a cualquier lugar del mundo.

Una de las grandes virtudes del geocaching es que te ofrece la oportunidad de descubrir lugares que de otro modo nunca conocerías. Para muestra un par de localizaciones en Cantabria donde hay escondido algún "tesoro". Si con el paso del tiempo los caches han sido desactivados por algún motivo, no dejes de visitar el lugar propuesto; porque lo visto y disfrutado es en muchas ocasiones suficiente recompensa para el paseo. Si tienes curiosidad por conocer los lugares propuestos, tienes las coordenadas GPS en las propias imagenes. Si lo que te apetece es buscar el tesoro escondido, hazlo correctamente. Los enlaces llevan a la pagina oficial del Geocache, allí encuentras fotos, pistas, datos sobre el estado de un caché, sobre algún inconveniente del lugar, si existe peligro de accidentes, etc.

Merendero Merendero
Estelas Estelas

NORMAS Y REGLAMENTO

La normativa que rige el juego esta basada en el sentido común, en el respeto por la naturaleza y la buena disposición de los participantes. Las reglas básicas del geocaching indican lo siguiente:

- Cada tesoro está debidamente guardado en un recipiente cerrado.

- No se puede poner un cache a menos de 161 metros de otro.

- Un geocache nunca puede estar enterrado, ni siquiera parcialmente. Tampoco puede ubicarse en lugares donde resulte peligroso acceder o cuyo acceso perjudique la vida silvestre y el medio ambiente.

- Las ubicaciones de los geocaches no deben deteriorar, deformar o destruir la propiedad pública o privada y no pueden colocarse en zonas restringidas o prohibidas.

- Si descubres el geocache, escribe tu nombre y la fecha de tu hallazgo en la libreta que encontrarás en el interior y vuélvela a dejar dentro del recipiente.

- Puedes quedarte con algo del geocache, siempre y cuando lo sustituyas por algo de igual o mayor valor. Recuerda que el artículo que dejes debe ser apropiado para toda la familia y que no está permitido depositar comida, bebidas, explosivos, armas…

- Deja el cache exactamente en el mismo lugar en el que lo encontraste.

- Respeta el medio ambiente; practica Cache In Trash Out (Tesoro sí, basura no). Recoge la basura que encuentres en el camino. Limpia el área alrededor de cada geocaché. Estos pequeños actos, marcan la gran diferencia.

- Respeta las leyes y prohibiciones, respeta a la autoridad. No estás haciendo nada ilegal, no huyas y salgas corriendo.

PARA UNA BUENA BUSQUEDA DEL TESORO

  • Si decides aventurarte sólo, deja en conocimiento de alguien donde vas, cuando, como y a que hora pretendes regresar. No está de más que dejes por escrito las coordenadas de inicio y fin de tu ruta, por si acaso.
  • Comprueba la predicción meteorológica antes de salir. Elabora algún plan de emergencia para casos de tormentas fuertes u otros inconvenientes: posibles puntos de refugio, por ejemplo.
  • Si no conoces el terreno ve con precaución. Puede haber desniveles ocultos, agujeros, pozos, terraplenes, terreno deslizante, animales peligrosos, ...
  • No te olvides de hidratarte y de comer. Procura no beber directamente de arroyos o fuentes de agua que no estén señalizadas claramente como potables
  • En función del trayecto puedes necesitar gafas de sol, protección solar, prismáticos, palos de senderismo, repelente de insectos o una linterna. Puedes llevar tambien algo para escribir, un chubasquero y un pequeño botiquín.
  • Lleva un teléfono móvil y bateria extra, por si sufres cualquier percance, para realizar fotos o simplemente para orientarte.
  • Usa vestimenta adecuada, calzado adecuado, gorro, pantalones con refuerzos, unos guantes. Si van niños es conveniente que lleven un silbato.
  • Muy importante: antes de ponernos a caminar, hacer una marca en nuestro GPS con la posición inicial, o en la que dejamos el vehículo. Si nos despistamos indagando, o aparece niebla, nos puede ser muy útil para regresar.
" Ven a Cantabria en busca de un tesoro escondido y disfruta de la busqueda "

Lees este artículo gracias al apoyo de :

No dejes de visitarlos, tienen algo interesante que ofrecer.